Tao Lin, el escritor de la ‘generación Iphone’, financió su novela por eBay

Noticia del 8 agosto , 2011


“Prefiero chatear antes que ir a una fiesta. Me gusta hablar por chat porque me permite pensar un minuto lo que voy a contestar, algo que no puedo hacer cuando converso con alguien”. Son palabras de Tao Lin, el escritor que ha revolucionado la literatura americana con Richard Yates (Alpha Decay, 2011), una novela contada a través de las conversaciones de dos jóvenes depresivos en el chat de Gmail. 

El denominado escritor de la generación Iphone se muestra en el cara a cara como un hombre extremadamente tímido. Al igual que el protagonista de su último libro, no parece encontrarse cómodo entre la gente. Su medio natural es internet, donde se mueve como pez en el agua. 

Como buen hijo de su tiempo, Tao Lin utilizó la red para conseguir la financiación de Richard Yates. 

“Necesitaba dinero para dejar el restaurante en el que trabajaba y centrarme en mi novela. Conseguí 2.000 dólares con la subasta de los royalties en eBay”, declara con voz pausada. 

Aquellos inversores no tenían ni idea del negocio en el que se metían. Quizás si lo hubieran sabido no hubieran apostado por aquel joven escritor del que habían oído hablar en las páginas de New York Times.  

Las peripecias de un chico y una chica depresivos que mantienen una relación a través de un chat de Gmail no parecían muy emocionantes a simple vista.  

Sin embargo, la aparición de Richard Yates causó sensación en gran parte de la crítica literaria norteamericana. Algunos incluso llegaron a calificar a Tao Lin como el Kafka de la generación Facebook. 

Otros vieron en la novela el retrato de millones de adolescentes norteamericanos que dejan pasar sus aburridas vidas delante de un ordenador.  

No obstante, el novelista reconoce que no se considera el nuevo Kafka, aunque sea un escritor que le gusta mucho. También desmiente que su libro sea un reflejo de la actual juventud norteamericana. 

“Los dos personajes sólo podrían representar al 0,5 % de la población”, puntualiza.  

Tampoco comparte la opinión de algunos críticos que piensan que Richard Yates es un retrato de dos jóvenes sin futuro. 

“Tienen más fututo que la mayoría –protesta sin enfadarse aparentemente-. Mis personajes quieren escribir libros, tratan de comer de manera sana y hacen cosas positivas para que la vida sea más interesante”. 

Richard Yates también llamó la atención por su peculiar título. Tao Lin utilizó el nombre de uno de los más grandes autores norteamericanos de cuentos como peculiar homenaje a un escritor que admira y que, al igual que él, escribe sobre gente triste.  

Sin embargo, el origen del título es un juego que remite directamente a otro elemento propio de Internet, como son los correos electrónicos. 

“No me apetecía dar un tono o mensaje claro con el título. Quería que fuera como cuando escribes un mail donde tratas varios temas y decides poner un asunto que no representa al conjunto”, añade. 

Igualmente irónico, resulta que Tao Lin se haya utilizado de los nombres de dos jóvenes actores de Hollywood, Dakota Fanning y Haley Joel Osment, para crear a los protagonistas de Richard Yates. De momento, los dos conocidos intérpretes no se han quejado.

Cultura. Noticias, vídeos y fotos de Cultura en lainformacion.com




Responder