Diez preguntas sobre qué es el Consejo de Seguridad de la ONU y por qué aún no ha aprobado intervenir en Libia

Noticia del 8 marzo , 2011


Intervenir o no en la guerra civil libia, esa es la cuestión. A favor, evitar que Gadafi siga asesinando a su población y controlar la subida del precio del petróleo en un contexto de débil recuperación económica. En contra, los reparos de iniciar una guerra a las puertas de Europa, en una región inestable y con la sombra del dolor y la muerte que un conflicto bélico siempre conlleva.

Pero ¿de qué depende que la comunidad internacional intervenga o no en Libia? Si se respeta la legalidad vigente, la decisión depende única y exclusivamente del Consejo de Seguridad de la ONU, su órgano máximo de decisión que funciona de una forma un tanto peculiar que no siempre permite actuar con celeridad, como tantos otros órganos internacionales.

  • ¿Qué es? El Consejo de Seguridad de la ONU es el órgano que toma las decisiones más importantes y urgentes de las Naciones Unidas toda vez que en los plenos que se celebran no se suelen tomar decisiones de envergadura 
  • ¿Quién lo forma? Arrancó como un órgano formado por once miembros (cinco fijos y seis rotatorios) aunque desde 1965 son 15 miembros los que lo forman. Los fijos se corresponden con las potencias vencedoras de la Segunda Guerra Mundial: Estados Unidos, China, Rusia, Francia y Reino Unido, y los rotatorios se eligen cada año de forma alterna (de cinco en cinco). Son miembros de turno pero dejarán de serlo este año Bosnia, Brasil, Líbano, Gabón y Nigeria; son miembros de turno recién elegidos Alemania, Portugal, India, Sudáfrica y Colombia.
  • ¿Qué funciones tiene? Los estatutos de la ONU le reconocen diez funciones principales, de las que siete responden a mediar ante situaciones de conflicto internacional, siendo la postura más firme la de “emprender acciones militares contra un agresor”. Además, recomiendan la admisión de nuevos miembros, emprender acciones de la ONU en áreas estratégicas e intervenir en el nombramiento del secretario general y los jueces de la Corte Internacional de Justicia.
  • ¿Qué vínculo tiene con la OTAN? Son dos organizaciones completamente diferentes: la ONU es una organización mundial y la OTAN es el ‘brazo armado’ de Europa y Estados Unidos que actúa bajo el llamado ‘Tratado de Washington’ en el que se estipula que intervendrán si alguno de los miembros de la organización es atacado (dando parte inmediato al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y abandonando la acción militar cuando la ONU “garantice la estabilización de la zona”) o bien si el propio Consejo de Seguridad de la ONU lo solicita.
  • ¿Cómo toman las decisiones? Hay dos tipos de decisiones: las regulares, que se deben aprobar con nueve de los quince votos posibles (cada miembro tiene uno) y las extraordinarias, que se deben aprobar con nueve de los quince votos posibles siempre que los cinco miembros permanentes lo apoyen.
  • ¿Qué es el derecho de veto? Ante una decisión extraordinaria cualquiera de los cinco miembros permanentes (EEUU, Reino Unido, Francia, Rusia y China) puede negarse a apoyar una resolución, por lo que no podrá aprobarse. 
  • ¿Qué posiciones hay respecto a Libia? Según se ha filtrado, tres de los miembros permanentes (EEUU, Reino Unido y Francia) serían favorables a una intervención militar contra Gadafi, pero tanto Rusia como China, cuyo voto es imprescindible para alcanzar una resolución, se niegan.
  • ¿Quién más influye en la decisión? De forma ‘legal’ nadie, pero hay determinados grupos de poder que influyen. Por una parte la Unión Europea -con países como Alemania o Italia sin representación en el Consejo de Seguridad de la ONU-, por otro la Liga Árabe -especialmente cuando la decisión afecta a un país árabe- y, de forma gradual, el bloque de países en desarrollo, que cuenta con China como miembro permanente y con países como India o Sudáfrica entre sus miembros temporales.
  • ¿Cuándo se reúne? Se reúnen de forma periódica dos veces al año, pero además se reúnen siempre que el presidente o alguno de los miembros del Consejo lo solicita, o bien cuando hay algún conflicto que merezca ser tratado. En total, según la regulación de la ONU, el intervalo entre reuniones nunca excederá los 40 días.
  • ¿Y si decidieran intervenir? La acción militar correría a cargo de la OTAN, que ya ha manifestado su disposición a intervenir, y después sería la ONU la que enviaría fuerzas de pacificación a la zona, conocida como ‘cascos azules’, encargados de asegurar las zonas en conflicto y de guiarlas en su transición hacia la democracia. Estados Unidos ya ha ido tomando posiciones en la zona ante una eventual decisión al respecto, y no sería la primera vez que la OTAN interviene sin autorización de la ONU: sucedió en los Balcanes a finales de los ’90 a pesar de que Rusia vetó que el Consejo de Seguridad de la ONU autorizara la intervención militar.

Últimas noticias – Lainformacion.com, te contamos lo que está pasando y te explicamos lo que va a pasar




Responder