Los SEALs, las fuerzas especiales que eliminaron a Bin Laden


No estaba muerto ni oculto en una cueva en las montañas controladas por los talibanes afganos. Osama Bin Laden, el enemigo público número 1 de Estados Unidos, estaba oculto en una residencia de lujo en Abbottabad, a unos 60 kilómetros al norte de Islamabad, la capital de Pakistán, país en el que diversas fuentes situaban al líder de Al Qaeda. Su escondite, o sus escondites, habían funcionado casi 10 años, hasta que los SEALs lo encontraron y lo eliminaron junto a otros familiares y guardaespaldas o correos. Un nuevo éxito que apuntar a ese grupo de las fuerzas especiales tan conocido por sus acciones como por la industria de Hollywood.

El nombre de los SEALs es un acrónimo que viene de Sea, Air and Land, o lo que es lo mismo, Mar, Aire y Tierra. Su nombre completo es Navy SEAL y pertenecen a la Marina, aunque sus acciones militares se producen en los tres medios de los que deriva el nombre de la unidad. Están reconocidos como las mejores fuerzas de operaciones especiales de los Estados Unidos tanto por la preparación de sus hombres para todo tipo de acciones bélicas como por los medios tecnológicos y de armamento de los que disponen.

Éxitos en múltiples operaciones

El origen de estos comandos está en 1962. El presidente John Fitzgerad Kennedy en 1962 creó este grupo, que tuvo su bautismo de fuego en la guerra de Vietnam. Estas fuerzas especiales pronto se ganaron una gran reputación por su eficacia a la hora de eliminar objetivos, rescatar rehenes, etcétera, y esta reputación ha ido creciendo conforme realizaban intervenciones en otros conflictos como las guerras de Granada e Irak, operaciones en Somalia y Afganistán…





Uno de sus éxitos más conocidos fue la liberación del barco italiano Achille Lauro, secuestrado por terroristas palestinos. Lo hicieron en 1985. 24 años después, volverían al centro de los focos por la liberación del capitán estadounidense de un barco, Richard Phillips, secuestrado por piratas somalíes. Los francotiradores de los SEALs acabaron con tres de los cuatro secuestradores con la precisión que casi siempre demuestran.

Hollywood y los SEALs

Para entrar en los SEAL’s hay que pasar unas pruebas durísimas y son muchos los que no las pasan a pesar de proceder de otras fuerzas especiales o unidades del ejército. El duro entrenamiento ha sido reflejado por Hollywood en películas como La teniente O’Neil, donde la actriz Demmi Moore interpretaba a una mujer empeñada en ser la primera que ingresara en ese cuerpo de operaciones especiales.

Curiosamente, el ex marido de la actriz, Bruce Willis, también interpretó a un SEAL en la película Lágrimas del sol, donde el objetivo de estos comandos era liberar a una doctora secuestrada en Nigeria. Son sólo dos ejemplos de películas donde los SEAL’s son protagonistas y salen victoriosos, aunque en su currículo hay algún fracaso sonado como la crisis de los rehenes estadounidenses en Teherán (Irán) en 1980.

Hollywood ha contribuido a la fama de estos comandos, y seguro que pronto se realizará una película donde se cuente cómo fue eliminado Bin Laden.  Un comando de estas fuerzas especiales llegó en helicóptero a la vivienda donde se sospechaba que estaba escondido el líder de Al Qaeda, y en una operación que duró 40 minutos acabó con el terrorista más buscado, con uno de sus hijos, otros dos hombres más y una mujer.

Últimas noticias – Lainformacion.com, te contamos lo que está pasando y te explicamos lo que va a pasar




Responder