Uno


Ceja arqueada, mirada traviesa, boca carnosa, sonrisa de lado, lengua ágil, mentón desafiante. Sexy. Tajo en la ceja, urgente corrector de ojeras, dientes montados, intelectualidades que nadie pide, palabrejas de diccionario apolillado, testaruda espinilla que se ha quedado a vivir en el mentón. Bloguera. El párrafo anterior podría ser un gran sustento para explicar por qué este blog tiene el pretencioso nombre que está escrito con mayúsculas a la cabeza de esta página. Lamentablemente –o felizmente, ya lo iremos descubriendo-…

Uno








Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>